.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-Todas las fotografías que aparecen en este blog forman parte del Archivo Fotográfico de Maluenda de Jesús Gil Alejandre.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

domingo, 28 de marzo de 2010

Semana Santa en Maluenda (IV)

Sermón del Abajamiento
(Viernes Santo antes de los oficios)

El Abajamiento de Nuestro Señor de la Cruz se realizaba en la Iglesia de Santa María, el Sacerdote se colocaba en el púlpito y Eugenio y Casto hacían el papel de Cirineo y José de Arimatea.
A medida que el sacerdote iba nombrando en el sermón las diferentes cosas que llevaba el Cristo (corona de espinas, clavos...) se lo iban quitando y colocando en el altar hasta que terminaban desclavando a Cristo.
Para este acto utilizaban el Cristo que se quemó en el incedio de la Iglesia, ya que es el único de la Iglesia que tiene los brazos articulados, como puede observarse en la fotografía.
El abajamiento también se realizó estando el Cristo en el coro y una vez terminado los sacerdotes en primer lugar y el pueblo posteriormente pasaban a adorar a nuestro Señor, tenían que pasar de rodillas, dando tres pasos hacia delante, besar la cruz y otra vez tres pasos hacia detrás siguiendo de rodillas.

(continuará...)

lunes, 22 de marzo de 2010

Semana Santa en Maluenda (III)

La procesión de la Vera Cruz, el día de Jueves Santo, es una de las más recordadas por los mayores de nuestro pueblo porque en ella se cantaba el canto del "la vacía". Como todos los actos religiosos de la Vera Cruz, la procesión salía de la Iglesia de Santa Justa.



Presidía la procesión una gran cruz de madera, que todavia se conserva en Santa Justa, con unas asideras para llevarla, de la cual colgaba una cinta blanca, que representaba la sábana con la cual bajaron a Jesucristo de la Cruz. En el crucero había pintada una cara de Cristo. Cuenta Leoncio que esta Cruz solían portarla los antepasados de Miguel y José Antonio García.
También salía la peana de la Vera Cruz bajo paleo.



Este día se realiza la procesión más larga del año, que pasa por debajo del arco, lugar donde la tradición dice que estaba la Vera Cruz y se daba la vuelta en el actual cuartel de la guardia civil. Como ahora, había paradas en el arco, obrador, convento y barrimpolo y el arco se iluminaba.

La mayoría de nuestros mayores recuerdan este día porque se cantaba el canto de la Vacía y el miserere. Recuerdan que Miguel “el esquilador” la cantaba y los chicos le iban respondiendo.

La Vacía recuerda la Pasión de nuestro Señor Jesucristo en 63 estrofas que se han podido recuperar gracias a que en el año 1971 Adoración López Florentín las escribió.

Así comienza:

Bañando están las prisiones

con lágrimas que derrama

aquel Señor Soberano

digno de tanta alabanza...
Con lágrimas y suspiros

así dice estas palabras:

Cristiano cuanto me cuestas

hombre, y que mal me pagas...

Sería una bonita costumbre su recuperación, ya que el canto del Miserere se ha recuperado gracias la constancia de Calín en estos últimos años.

Dicen las dos primeras estrofas del Miserere:

Miserere mei, Deus:
secundum magnam
misericordiam tuam.

Et secundum multitudinem
miserationum tuarum,
dele iniquitatem meam.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Semana Santa en Maluenda(II)

A MATAR JUDÍOS

La tarde del Jueves Santo se dedicaba a los niños. Todos acudían a la Iglesia con su carracla y el cura les leía unas oraciones y leyendas, para posteriormente mandarlos a "matar judíos".
Esta tradición pasó luego a la tarde del Miércoles Santo y los niños salían por las calles del pueblo haciendo ruidos con sus carraclas.
Más adelante volvió sólo a realizarse el toque de carraclas durante la misa del Jueves Santo.
Cada niño se hacía su carracla o se la hacían sus padres y cuentan que a Primitivo Pérez, en una ocasión, le hizo su padre una carracla tan grande que hartó hasta al mismísimo cura.




De esta tradición, que se repite por muchos pueblos de España, sobre todo castellanos, no conocemos exactamente su origen, pero puede deberse a que se culpaba a los judíos de la muerte de Nuestro Señor.
(Continuará...)

domingo, 14 de marzo de 2010

Semana Santa en Maluenda (I)

Nos acercamos a la Semana Santa y a través de esta serie de artículos me gustaría volver la vista atrás para recordar aquella magnífica Semana Santa que Maluenda tenía antes de aquel fatídico 24 de abril de 1942 en el que se quemó la Iglesia de Santa María y con ella la mayoría de pasos procesionales con los que se contaba.
A través de los datos aportados por Leoncio Molina podemos conocer algunos datos interesantes de esta Semana Santa, lo que no se poseen apenas son fotos de esta fiesta religiosa.

MARTES SANTO:

El martes, sobre las siete u ocho de la tarde salía de la Iglesia de Santa María un señor con una cruz grande al hombro y con una cuerda atada al cuello de la cual estiraban los niños.
Junto a él salía la Virgen de la Soledad.
Se iba rezando el Viacrucis y cuando se llegaba a las estaciones de las Caídas de Nuestro Señor Jesucristo entonces el señor que portaba la cruz caía al suelo.
El cura, desde el balcón de la casa de D. Julio López, padre de D. Benito López López realizaba una plática larga, una vez terminada se marchaba en preocesión por la calle Mayor hasta casa de Diego Gómez, donde el cura volvía a realizar otra plática y existía una tercera plática en un lugar que no recuerda.
La procesión continuaba por Barrimpolo, la calle Hilarza y se volvía a la parroquia.
(Continuará...)

domingo, 7 de marzo de 2010

Las fuentes de Maluenda

Con la llegada del agua corriente a las casas de Maluenda se decidió quitar las fuentes de ambas plazas de la localidad y con ellas el recuerdo de todas aquellas personas que tantos y tantos viajes realizaron con sus cántaros para llenar las tinajas de sus casas, para lavarse, fregar o llenar los botijos que se guardaban en las bodegas, para tener el agua fresca las calurosas tardes de verano.
Generalmente era un trabajo de los niños o niñas de la casa y las familias más acomodadas tenían pequeños a los que pagaban para que les llevasen el agua a casa.
Los mozos iban a la plaza para ver a la chica que le gustaba cuando iba a por agua y ellas, de reojo, buscaban la mirada de sus pretendientes.
Pero todo esto se convierte en recuerdos, las fuentes fueron sustituidas por otras más simples, adosadas a las paredes de las plazas y hace alrededor de 25 años se volvió a colocar una fuente ornamental en la Plaza Alta.
Estas son algunas de las fotos que se conservan de las fuentes. Si tienes alguna, puedes mandármela y las añadiremos en el blog.
FUENTE DE LA PLAZA BAJA



FUENTE DE LA PLAZA ALTA