.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-Todas las fotografías que aparecen en este blog forman parte del Archivo Fotográfico de Maluenda de Jesús Gil Alejandre.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

sábado, 22 de septiembre de 2012

CUENTO BATURRO SOBRE MALUENDA

Buscar en las hemerotecas de las bibliotecas hace que en algunas ocasiones te encuentres cosas tan sorprendentes como el texto que a continuación transcribo. Lo he encontrado en el Periódico Republicano ERA NUEVA, escrito en Cáceres, el 29 de septiembre de 1911.
 

Cuento baturro.

El retrato


En la taberna del tío Melenas discutían acaloradamente dos mozos de Maluenda, Juanico y Aniceto.
Lo que te digo yo –decía Juanico —y lo mesmo lo sostengo aquí que en toás partes, es que la otra noche en la calle de la Rúa de Dato de Calatayú, vi á Rafael, el hijo del boticario.
—Calla, embustero, más que embustero; qué vas a ver tú al Rafaelico, contestó el Aniceto.
—¡Ridiós, qui lo hi visto!
—Pero, hombre, ¿me vas  hacer comulgar con piedras de molino?
—Yo no hago comulgar á naide, ca uno comulga si le da la rial gana.
—No seas bruto, Juanico, que Rafael murió el año pasao; aún ricuerdo que yo fui uno de los que llevaron al ciminterio y entodavía hi visto yo, ni á los mas viejos de este pueblo ni hi oido dicir, que de este ciminterio se haiga ido dengún defunto.
—Pues si no sia ido, yo lo vi.
—¿Sabes lo que ti digo?—que ni á ti ni á nadie consiento que me ingañe.
—Yo no ingaño a nadie, y menos a , Aniceto.
—Tú me estás ingañando, porque estás hiciendo, una cosa que no es de este mundo.
—¡Yo digo más verdá...!
—¡Mentiras son las que tú hices!
Verdaes como templos.
—¿Verdaes?... Ahora lo vas á ver.
Y uniendo su acción a las palabras, atizó al pobre Juanico, tan descomunal bofetada, que le hizo rodar por tierra.
—¡ que no mientas más, so embustero!
Repuesto de la impresión, enderezóse Juanico, y sacando de su faja un enorme pistolón, decargólo sobre su contrario, atravesándole un brazo.
Vengado el agravio, huyó Juanico con la rapidez de un gamo y pronto se perdió en las sombras.
El tío Melenas que durante la cuestión, dormitaba, despertólo el disparo, exclamando, entre dormido y dispierto:
—¡Ridiós, ó estoy soñando ó hi oido un tiro. Restregose los ojos, y ya más tranquilo, vió que en el suelo había un hombre. Se acercó hasta reconocer al herido.
—¿Maño?, ¿Aniceto? ¿Qué te pasa?
—Na, tió Melenas, ese cobarde que ha dao un tiro en el brazo, pero no se apure usté que no ha sio na.
A la mañana siguiente intervino el juez municipal de Maluenda en el suceso y mandó llamar a los contendientes.
—¿Se pué pasar?
Ahilante quien sea.
Güenos días, siñor juez.
—¡Hola, Juanico! Vamos a ver. ¿Nos vas á hicir la verdá de toó lo que pasó anoche en la taberna del Melenas?
—Sí siñor.
—Venga, pues.
Pus verá usté. Estábamos Aniceto y yo en la taberna del tío Melenas bebiéndonos un jarro de vino, cuando le digo yo: ¿A que no sabes, Aniceto, quién vi la otra noche en la calle de la Rúa de Calatayú? <<¿A quién?>> --contestó él--. A Rafael el hijo del boticario, le dije yo. Total: que él empezó á hicir que no lo había visto yo y yo que sí, y él que no, y yo que sí, y creyendo que lo engañaba, fue y zás, me dio una gofetá de cuello güerto que me hizo ver el cielo con estrellas y . Yo, la verdá, siñor juez, al ver que me pegó, eché mano á la faja, saqué la vizcaína y le di un tiro.
—¿Pus sabes lo que te digo? ¡qué eres un piazo e bruto!
—¿Por qué...?
—Porque tras de tener razón, Aniceto, le diste un tiro.
—Eso de razón, no, siñor.
—¡Cómo que no!
—Como que no
—¡A ver si me vas á hicir a mi también que has visto á Rafael!
—¡Otra qui Dios! ¿Pus no sé lo hi de dicir! Lo mesmo que á el y a Dios.
—Pero piazo e animal, ¿no ricuerdas que Rafaelico murió el año pasado?
—Sí, siñor, que ricuerdo.
—¿Pús cómo lo has visto?
—¡¡En un ritrato, maño!!
¡........................!
Pedro Martínez Gomar.

viernes, 21 de septiembre de 2012

CRÓNICAS DE UN PUEBLO. MALUENDA 2012


FIESTA DE LA VERACRUZ EN MALUENDA

El pasado día 14 de septiembre, la Hermandad de la Santísima Veracruz de Maluenda, siendo Hermano mayor Jesús Gil Alejandre, celebró su fiesta. Para ello se procesionó la reliquia por las calles del pueblo, se celebró la Eucaristía en la Iglesia de Santa María, se compartió un Vino Español entre todos los hermanos y se sorteó la fiesta para el próximo año, recayendo en esta ocasión el honor en Jesús Molina Aguirre.
 
La Hermandad de la Veracruz celebra tres fiestas en el año:
  • El 3 de mayo: Bendición de los términos
  • El 14 de septiembre: Exaltación de la Santa Cruz
  • El día de Jueves Santo: Procesión.
 
 
Son varias las leyendas e historias que hablan sobre la Veracruz de Maluenda, de entre todas he elegido este fragmento de un libro de 1750, que parece la más veraz.
 
Para leer el documento completo pincha AQUÍ
 
Para ver el libro completo pincha AQUÍ.

domingo, 9 de septiembre de 2012

IX ENCUENTRO DE QUINTOS EN MALUENDA


 
El pasado día 21 de julio de 2012 se reunieron en Maluenda los nacidos en la quinta de 1962. Más de 30 personas, acompañadas de sus parejas, se juntaron en un día en el que primaron los recuerdos. Visitaron en el cementerio a los quintos que no han tenido la oportunidad de llegar, recorrieron los diferentes rincones de Maluenda y terminaron el día con una gran cena en la que no faltaron las risas y el ambiente festivo.
 
 


 

FOTOS SANTAS 2012

Después de una pequeña pausa por vacaciones retomo la actividad del blog, en esta ocasión con las fotos del día de las Santas Justa y Rufina.

 
Para ver el álbum pincha AQUÍ